viernes, 6 de junio de 2014

RESEÑAS. DESDE LA ETERNIDAD DE SUSANA MARTÍN GIJÓN



DESDE LA ETERNIDAD DE SUSANA MARTIN GIJÓN
ED. ANANTES. Sevilla, 2014










En la reseña que en estas mismas páginas publicamos hace  unos meses sobre  Más que cuerpos, la primera novela de Susana Martín Gijón (Sevilla, 1981), llamábamos la atención del lector sobre su  incursión en la literatura con una novela negra que aportaba al género una mirada crítica desde una perspectiva nueva que incidía  en  la  denuncia de los excesos que esta sociedad postmoderna acoge  y desarrolla. Y al mismo tiempo intuíamos que ese libro pedía una prolongación  no solo por la casuística tratada sino por el protagonismo de una pareja que tenía todos los visos de venir a quedarse, en semejanza a otras parejas de casi todas las novelas negras actuales. Y así ha sido, ya se anuncia la trilogía Más que cuerpos, y la autora nos trae aquí su segunda entrega:  Desde la eternidad.


En esta ocasión nos encontramos de nuevo con Annika Kaunda, la   policía de origen africano, ya bien situada en Mérida, viviendo con Bruno, el periodista al que conoció en su último caso, y  con el que forma el tándem protagonista  de un nuevo caso   en el que una serie de atentados conmueven  a la tranquila capital de Extremadura   desde el dueño de un spa  ambientado como unas termas romanas  encontrado ahogado en ellas  hasta el de un Consejero del Gobierno  que es malherido con una flecha , casos que contra el criterio del comisario jefe , Annika atribuye a una misma trama,  entre otras cosas por la antigüedad de las armas romanas empleadas.

 La autora utiliza la táctica de entrecruzar escenarios distintos, con personajes que ya conocemos de Más que cuerpos , en algunos de los cuales: la antigua Pompeya, le sirve a Bruno para dar con una sociedad secreta “Ab aeternun” (Desde la eternidad). veneradora de la cultura romana hasta extremos de no permitir mixtificaciones ni liviandades en las reproducciones históricas. Asimismo aparece la cuarta chica bosnia tatuada de la primera parte.

Perfectamente ensambladas todas sus partes permiten al lector el seguimiento de la acción con todo interés, a la vez que en el buen sentido de la novela negra, oculta hasta el máximo la autoría de los crímenes, lo que hace que su lectura sea para los aficionados un verdadero placer, no solo por el frenesí de la acción, sino por la excelente documentación arqueológica e histórica con que nos obsequia la autora que se llega a convertir en una eficaz difusora de la Mérida romana.

 Con esta mezcla de atractivos, de cambios de paisajes y escenarios, personajes entrecruzados que nos manifiestan sus sentimientos y pasiones, además de trazar el panorama de una acción criminal y de su excitante búsqueda , Desde la eternidad“,además de ser una novela, parece el embríón de una continuación que muchos esperamos.

©F.Basallote











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada