sábado, 10 de mayo de 2014

RESEÑAS I. ESTADO DE CONJETURAS DE CARMEN SÁIZ



ESTADO DE CONJETURAS, DE CARMEN SÁIZ

Vitrubio, 2013



















Si en Asignaturas del aire, (Origami, Cádiz,2012),    Carmen Sáiz  (Jerez de la Frontera 1979), elaboraba con las constantes de la poesía universal un  hermoso poemario,   conjugando una maravillosa urdimbre en cuya música latían con fuerza las asombrosas combinaciones de las eternas palabras  que traman hermosas y deslumbrantes metáforas, un resplandeciente fulgor que la habilidad creadora de la poeta ubicaba en el frontispicio de su obra. En este Estado de  Conjeturas ( Vitrubio, 2013), se aproxima al mundo intentando desentrañarlo desde una posición experimental, con la palabra como instrumental esencial que se detiene como escalpelo en la cotidianidad , desentrañando los misterios del amor o del desamor  el dolor ,la soledad, la ausencia...Ha definido su poética como  …un locutorio entre el mundo y uno mismo,… en el que  “sólo el poeta acepta el sacrificio / tan vano de intentar que albergue un verso / vida, y lata, y refleje en su reverso / el rostro de una voz entre el bullicio.”



Para Dolors Alberola: “Hablar de la poesía de Carmen Sáiz es observar el aire y visualizar una bandada de metáforas que siempre van a dar al acierto más rotundo. Ella mira, aprehende el significado más hondo de las cosas, lo purifica aún y lo engalana con sobria desmedida, pues la belleza al fin no se puede metrar ni aún encasillar, es un hondo remedo de eternidad alcanzable y, como tal sin medición posible.”




Y es esa palabra hecha verso la que en este Estado de Conjeturas se abre en  El comienzo para decir: “Alguien abrió la caja de los versos/ y poetizó la tierra./ El primer poema en el mundo/ acababa de escribirse.” Y es esa palabra en su aproximación conjetural en “esa región quizás de lo probable/ donde maquina el ojo una encerrona/  y su complot de hipótesis bendice/otro golpe de estado hacia el asombro…”, la que elabora en un fino trabajo de alquimia su transformación en el oro transmutado de las metáforas que van más allá de toda semiología, directas al nítido núcleo de la belleza : “Despertó/ el hondo secretismo en el escote/ de los pámpanos, la dicha/  con voluntad de lámpara e instante/…”  o “ Levitan catedrales en tu voz/ donde posa el asombro a sus cigüeñas/…./ Ha debido colgarse de tus jarcias/ la lucidez del lirio y de los arces/..” .Metáforas que no se quedan en una mera pose estética sino que inciden  en lo cotidiano con la profundidad perforadora del concepto, del mensaje , de ese andar por los recovecos de la verdad :  “Entregamos al silencio/ lo que esconden debajo las alfombras,/ la abundancia de culpa y de traición,/ la intimidad de todos los retractos./ Y entregamos, por último al silencio/ también nuestro silencio…” ,  en la agresiva labor : “Abran fuego –se oyó gritar-,/ aprieten el gatillo o la palabra./…” y hasta en la apuesta por el otro: “ Encuentra a tu maestro en el contrario,/ regálale tu herida al enemigo,/…”.   



        Y en el subterráneo del poema late no solo la  calidad formal de la palabra pura, exenta de toda atadura que no sea su propio espejo, sino la profundidad latente de su apertura a las diferentes imágenes que da de sí. Así dirá: “Suponemos por cada oscuridad/ la loma de un poema diferente, / por cada piel un crimen de desidia,/ la oración de un regreso por ginebra,/ por cada viga un clavo tormentoso/ por cada brecha un tren que maldecimos….



        Un libro en el que la poeta nos demuestra  un dominio de todas las asignaturas del aire y de la palabra, llegando a alcanzar para su personalísima voz el escenario perfecto entre lo conceptual y el espejo de su imaginación, para ofrecer al mundo una poesía profunda y deslumbradora, al unísono de  un ritmo de intimidad que explora ignotos universos.


©F.Basallote

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada