miércoles, 29 de enero de 2014

ISSA SEGÚN VICENTE HAYA



ISSA SEGÚN VICENTE HAYA
















En su libro “Aware”, dice Vicente Haya lo siguiente sobre Issa:

 “Issa ha sido el poeta japonés que más ha gustado fuera de Japón, pero Issa es precisamente “el menos japonés “ de todos los haijin. Actualmente sabemos que su obra es un repertorio completo de todos los errores que son posibles en el haiku, porque Issa no tuvo maestro alguno de haiku. Aciertos también los tuvo, porque Issa era un genio.  Así que en Japón, sus aciertos y sus errores se saben equilibrar y valorar en su justa medida.

Issa fue un ser humano destrozado por la vida, un vagabundo desencantado con una realidad que le arrebató cruelmente a su mujer y a sus cuatro hijos, y obligado a proyectar su dolor sobre el mundo para que el mundo lo ayudase a soportarlo. No hay forma de meter en cintura a Issa fuera de su universo cultural. Una cultura como la japonesa es capaz de asumir a un hombre asi, extravagante como poeta de haiku, pero tan sensible que hace reflexionar a toda una cultura de disimulo de las emociones.

Lo que no es aceptable es hacer de la obra de Issa el modelo del haiku que debe implantarse fuera de Japón. La imitación de Issa ha dado lugar en Occidente a un aluvión de abortos de haikus. El desastre que ha causado el haiku de Issa sin explicar –no por su culpa, desde luego- en la comprensión occidental del haiku es sencillamente irreparable. Los occidentales han acabado seducidos por las maneras del haikin  que se expresa más a sus anchas desde el yo, olvidando las circunstancias de brutal desprendimiento en que Issa –como luego Santoka- escribía sus haikus.”









DOS HAIKUS “EXTRAVAGANTES” DE ISSA:

“Oye, melón fresquito,
si alguien viene a comerte…
¡conviértete  en rana!”

“La tormenta de invierno.
Una choza de prostitutas,
de ésas que cuestan veinticuatro monedas.

UN EXCELENTE HAIKU DE ISSA

“La lejana montaña
Se destaca en los ojos
De la libélula…!”  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada