martes, 3 de septiembre de 2013

RESEÑAS I. POETAS ANDALUCES



RESEÑAS DE OBRAS DE POETAS ANDALUCES











CIEN DE DIEZ DE ENRIQUE BARRERO
ÁNGARO. Sevilla,.2013




Enrique Barrero Rodríguez (Sevilla, 1969) es   autor de mas de una decena de libros de poesía entre los que destacan El tiempo en las orillas (Colección Adonais), Poética elemental (Renacimiento), Fe de vida (Colección Ángaro de Poesía) , Liturgia de la voz abandonada (Cuadernos de Sandua, Cajasur), Instantes de luz(KKK Ediciones) o Los héroes derrotados,(Fundación Valparaíso). Ha publicado en  revistas literarias nacionales e internacionales como Renacimiento,   Extramuros, Piedra del Molino o Hilos de Araña y figura en antologías como la Sexta Antología de Adonais y Orfeo XXI: Poesía española contemporánea y tradición clásica. Su obra ha sido reconocida  con importantes premios, como los internacionales de Poesía Luis Cernuda (Sevilla) o Florentino Pérez-Embid de la Real Academia Sevillana de Buenas Letras, el Gerardo Manrique de Lara de la Asociación de Escritores y Artistas Españoles. el Premio Internacional de Poesía Ateneo Jovellanos y el Paul Becker , además de  certámenes como el Alcaraván, Searus, Guadiana, Fray Luis de León de Madrigal de las Altas Torres (Ávila), Santa Teresa de Jesús, Hilario Ángel Calero (Pozoblanco) , entre otros.


Poeta de hondo lirismo, fiel a las líneas de la tradición clásica de la poesía sevillana, es un avanzado defensor de la forma,  siendo un magnífico sonetista que sabe utilizar  la estrofa que Petrarca revelara como la estructura formal más acorde para la expresión poética del amor empleándola  tanto para el amor profano como para el divino con singular maestría.   Con la misma maestría,  durante el periodo comprendido entre el 7 de marzo de 2010 y el 30 de noviembre de 2012, colocó diariamente a lo largo de esos 1000 días en su blog  De cimas y subsuelos, una décima , de cuyo conjunto ha hecho una selección de cien que Ángaro  publica con el nombre Cien de diez .

Día a día, pues, fue recogiendo Enrique Barrero en su blog  los reflejos líricos cotidianos, en los que con su fina sensibilidad iba trazando en una labor y constancia de enorme mérito, los eventos que trascendían poéticamente a su blog y hoy gozamos en esta selección. En diez grupos  reunidos por materias homogéneas  denominados:  Reflejos de la umbría , ( la luz y la memoria de Punta Umbría);  Luz de mar ( la soledad del mar en los meses del invierno o primavera) ; Estampas andaluzas ( El sabor de la Andalucia eterna) ; Pequeños lirios ( La presencia ineludible de la Semana Santa sevillana); Esquinas de ciudad ( La Sevilla de siempre, el misterio de sus calles);  Lazos de sangre ( La familia); Menudenccias ,( Las cosas cotidianas, los pequeños sucesos de un  patio);  Nombres propios ( Desde el homenaje agradecido a un profesor  a la memoria de los grandes poetas);  En brazos del tiempo ( Un calendario de emociones en el que prima la primavera y el verano) y Palabras en la hondura ,La reflexión y las preguntas inevitables de la existencia.).

Un conjunto de los temas que el poeta en su desgranado lirismo ha tocado en décimas magistrales e inolvidables, como :



AMANECER EN PUNTA UMBRÍA

Lisa lámina bruñida
en horizonte de calma.
Húmedo espejo del alma
entre la luz recién nacida.
Sabe a sal la amanecida
y la brisa sabe a espuma.
-Primer sol- el tiempo suma
otro guiño en su porfía
y amanece un nuevo día
entre mástiles y bruma.

o ésta, 

MANRIQUEÑA   AL GUADALQUIVIR

Anciano que va a morir
y en su muerte se ensimisma.
Entre juncos de marisma,
agua a punto de partir.
La vida, Guadalquivir,
se parece a tu corriente.
Trecho a trecho, frente a frente,
discurre en ancho caudal
sin recordar que al final
llega al mar, indiferente.


Y ¿cómo no?, la Sevilla eterna, la Sevilla   del azahar hecho misterio en la Semana Santa, y de entre ella esta décima:

ESPERANZA MACARENA

Desde el Arco de mi vida
hasta el atrio de tu casa,
me persigue y me traspasa
tu belleza sonreída.
Ay verde mano, tendida
como el mar sobre la arena.
Toda tu cara está llena
con la clara luz del sueño.
La Esperanza de mi empeño
es tu nombre: Macarena. 

Y la ciudad, el espacio urbano de la niñez, que ahora es en su evocación retorno:




TRES PLAZAS

Tres plazas en la distancia
-Alfalfa, Pan, Salvador-
aún dibujan con temblor
los trayectos de mi infancia.
El pasado es una estancia
que el tiempo desamuebló
y, de aquello que gozó
mi niñez sin sed ni daño,
sólo queda, de año en año,
una rampa en que corrió.


Y dentro de esta esencia puramente sevillana, no podía faltar el recuerdo a los poetas, de los que extraemos esta décima :

HOMENAJE A JUAN SIERRA

En l cáliz y en la palma
o en claridades sin fecha,
voz que viene y va derecha
para ensamblarse en el alma.
Toda tristeza se ensalma
con tan honda orfebrería.
Escuchad en la armonía
de un acorde que no yerra,
sigue cantando Juan Sierra
a los nombres de María.


Un acierto de Ángaro sacar esta selección de los reductos de la red , donde día a día  los lectores de este blog han podido gozar con la frescura de lo recién hecho y en el instante justo  en el que las circunstancias que los motivaran se producían, y aunque no podamos gozar del don gozante de su instantaneidad, si hacerlo en el reposado placer de su lectura en un libro impreso, donde pese a todo adelanto, permanecerán para delirio de los amantes de la poesía de Enrique Barrero. 



©Francisco Basallote
Publicado en Papel-Literario, 27/08/2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada