sábado, 28 de septiembre de 2013

RESEÑAS I. POETAS ANDALUCES. ESTRELLA BELLO



UNA ESPLENDIDA SENTIMENTALIDAD   










A propósito de "Adonirán", de Estrella Bello.

Ediciones Anaquel.


Estrella Bello Fernández, (Orense, 1942), ha publicado los siguientes libros de poesía: Añoranza, Escrito sobre el viento de la noche, Viaje a la noche,El sabor de la lluvia, Los rostros de la niebla,El Huésped amarillo, Atormentada luz, y El sueño de los dioses. Con Atormentada luz, obtuvo   Mención de Honor en el XXVII Premio Mundial de Poesía Mística Fernando Rielo, galardón que se une a una dilatada nómina en la que se encuentran  premios desde el  Barro hasta el Carmen Conde, que certifican la calidad poética de su extensa obra así como numerosas colaboraciones en revistas, programas de radio, recitales,  etc…Está incluida en las siguientes  antologías: Barro, antología primera(1978-1993), Antología del arquetipo cósmico verde (México, 2009), Antología de la poesía oral-traumática-cósmica (México, 2009).


Utiliza el nombre de Adonirán, el mítico personaje que estuvo al servicio de tres reyes de Israel    y que  bajo el reinado de Salomón, fue el encargado de- en numerosos viajes -traer desde  el Líbano   las maderas de cedro y de ciprés necesarias para la construcción del templo de Jerusalén (1Re 4,6,) . Ese personaje poderoso y viajero le sirve a Estrella Bello como conductor de un precioso poemario que aunque tiene una connotación de libro de viaje, es mucho más:  al recorrido espacial une la penetración espiritual, cargada de sentido estético y mágico en la piedra y en los senderos por donde su poética se desliza, a veces como una brisa suave que solo acariciara las piedras milenarias o los espacios cargados de historia  y otras veces con una identificación absoluta con la naturaleza que en sus poemas se abre con aromas de antiguas leyendas celtas y, en ambas, un descubrimiento personal, un deslumbramiento de una intensa luz interior que derrama en el mundo  al compás de su camino . 


Tiene el libro dos partes: “Amarte más allá del infinito” y “Desde el umbral del aire” .En la primera, tras pedir a Adonirán : “ Señálame el camino, Adonirán,/ qué galaxia, qué sombra,/ qué ruta he de seguir/ para encontrar el alba y sus jazmines/ que me llenen de luz./…”, emprende el sendero  y en él sus pasos se hacen música en Viena: “Las olas del Danubio se suavizan,/ regresan hacia mí,/ me acocan la sonrisa de Viena/ como un bello topacio/ que se abre con el sol./…”  y “…al pie de los almendros constelados/ me he parado a soñar./…” , sueños de amor, búsqueda : “ Espérame, amor mío,/ cuando las rosas cambien de color/ y hay gotas de nostalgia, prendidas en el cielo,/…” y espera: “ En Aranjuez te aguardo en el camino/junto a las rosas y al caudal ardiente/ de un surtidor azul que lanza hiriente/ su lluvia de diamante cristalino./…”. En la segunda parte, “Desde el umbral del aire”, pide al   amado: “ Ámame,/ en la ciudad sin nombre, / donde los muros trepan al exilio/  y un corazón desnudo/ palpita en los alambres y colmenas./…”, y se hace nostalgia la Galicia natal : “ …Galicia de la lluvia enamorada,/ Galicia el incienso y la alborada, / Galicia del misterio y el arcano./…”. Viaje iniciático a la inmensa intimidad del corazón, a los sentimientos más profundos, como si fuera un nuevo descubrimiento de su magia, donde la naturaleza se hace fecundo jardín, en el que “ He visto florecer la madreselva/ en verdes sortilegios por las tapias…/…”  hasta llegar “…detrás de las acacias recortadas/ por el viento del sur,/ los chopos y los sauces plateados/ me abrirán en silencio/ los espejos más blancos del amor.”

Un hermoso poemario, donde el lirismo más puro toma forma en perfectos y musicales endecasílabos dentro de un mundo enriquecido por acertadas metáforas y un lenguaje rico  y exuberante en esplendores naturales, como un colorido cuadro impresionista en el que el lector mezcla su emoción con una rica y  espléndida sentimentalidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada