viernes, 13 de septiembre de 2013

ARTÍCULOS. POESIA EN EL JARDÍN.




POESIA EN EL JARDIN










Desde la   tradición literaria  del locus amoenus como referencia al jardín o huerto del amor, es abundante la presencia en la poesía de los espacios naturales, campos, bosques, colinas, senderos, riberas, arroyos, etc…  y , por extensión , la asimilación urbana de dichos ámbitos que son los parques y jardines, en una especie de  retorno a lo elemental como un Beatus ille  que trasciende de la elegía hasta hacerse materia fluida entre juncos y florestas, en un intento de apropiación íntima de la belleza natural del mundo en el goce de la fugacidad floral.

Nada más a propósito con el tema que la pequeña muestra poética  Poetas en el Jardín de la  editorial granadina Alea Blanca. En  dicho Jardín Antonio Carvajal planta preciosas flores poéticas como sus Pequeñas Odas, entre las que leemos: “Papel o seda o  rosas o la fría / huella de un beso que el papel rechaza,/ la seda burla y por las rosas deja/ sol, brisa y ramas.”,  y en  Sonata de Otoño:  “ Dejad a la granada los temores/ que el hondo seno de la tierra nutre./ ella es dura por fuera y es por dentro/ llave de las moradas de la muerte./ Su flor que es fuego de otros labios niega/ los sueños gratos y la luz futura.” Y en la misma obra José Cabrera Martos, dice: “Y esta orquesta de plumas extiende por los campos/Amor como girándula armada en leves flores,/ la batuta comedida un final en apócope/ y una gota sostenida ancla al océano…”

En la última obra de Tomás Segovia, Aluvial, hay una presencia  luminosa de la naturaleza, - en la que se adivinan trazas del paraíso de Aleixandre-   tratada de una manera casi franciscana. Dirá:  “Las hojas allá arriba están danzando/ Balancean sus ágiles racimos/ de indolente minucia…”, y al modo de Issa Kobayashi le hablará al viento: “No te quedes allí en esa media altura/ leve viento indeciso…” o “ Tendré que poner algo de mi parte/ Este tímido soplo embebecido…” y gozará con los árboles en primavera: “ Están los chopos ya metiendo la cabeza/ En este limpio sol tan de primera agua…” y con los pájaros: “Los pájaros saltando revolviéndose/ Dentro del blando seno del follaje/ Que traspasa un sol aúreo…” .

En el milenario poema japonés de tres versos, la mínima expresión de su arte, prevalece su carácter de poesía de la naturaleza, universalmente conocida  a través de la obra de algunos de sus grandes maestros como Bashoo, Buson o Issa, que con su amplia difusión han ocultado la obra de otros grandes como es el caso de de Onitsura, coetáneo de Bashoo, del que Vicente Haya, Yoshihiko Uchida y Akiko Yamada, presentan la antología  Palabras de luz en la que se llena de un vigor poético   con figuras literarias  como :  “ El canto verde/ del ruiseñor/ en la copa del árbol” , “Buscaré hilos de voz/ en el fondo/ de la lluvia primaveral “ o el que da prestado su tercer verso para titular la Antología: “¡Este frío/ hace florecer/ palabras de luz!”   

El paisaje no deja de ser una  manifestación del mundo capaz de penetrar en el interior del poeta, así , Antonio Cabrera en  “Piedras al agua” dirá  “La urna donde pienso, por la que caminaba,/ la ha quebrado el silbido del pinzón…”  y se detiene en la belleza del  paisaje: “ El verde es vertical y muy oscuro/ en los chopos, reniega de los brillos,/ es linde en el azul…”

Y la vida en el campo, donde Francisco Mena Cantero en su obra “Escrito en la tierra”
dice: “Aquí las cosas/ poseen nombre propio: / árbol el árbol, luz/ la enorme claridad como enceguece; / o montaña, el latido distante de la tierra; / y amor esto de del hombre/ de consumirse en otra vida./ Aquí la eternidad se agranda…” , en una intensa emoción y goce en   “ Esta vida del pájaro y la flor/ como si no acabara nunca/ la creación del mundo.”, en la que “ Las aves –totovías,/ alondras, estorninos,/ alcaudones, zorzales…/…tienden su canto azul sobre la siembra y el mundo es diferente…”/ .Un mundo luminoso en el que “El espacio/ parece que se incendia/ forjándose en la luz…”

Así en jardines o bosques, en parques o campos, el poeta se acerca a la belleza del mundo en una especie de orgia panteísta, de integración con el mundo en la fugaz luminosidad del brillo de sus flores, en el inmarcesible misterio de una puesta de sol, en  el silencio oscuro de los bosques, en la transparencia cristalina de los manantiales donde mana el agua pura de la más pura verdad .

F.Basallote


Textos citados:


POETAS EN EL JARDÍN
Antonio Carvajal, Silvia Gallego, José Cabrera
Alea Blanca, Granada. 2010

ALUVIAL (Poemas 2007-2008)     TOMÁS SEGOVIA, Pre-textos. Valencia, 2009

PALABRAS DE LUZ.
Antología de UESHIMA ONITSURA
Edición de Vicente Haya, Yoshihiko Uchida y Akiko Yamada
Miraguano Ediciones. Madrid, 2009

PIEDRAS AL AGUA de ANTONIO CABRERA
Tusquets . Barcelona,2010

ESCRITO EN LA TIERRA de FRANCISCO MENA CANTERO
Ediciones Vitrubio. Madrid.2008




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada