martes, 20 de agosto de 2013

SOBRE EL HAIKU. 3. LA ESENCIA DEL HAIKU




 SOBRE EL HAIKU







3   LA ESENCIA DEL HAIKU









 LA AUSENCIA DEL YO Y LA INSTANTANEIDAD.
.
Fuera del haiku el yo del poeta. Si está dentro ya no es haiku. Los maestros de haiku nos enseñan que el poeta debe eliminarse de su poesía para que sus versos capten la esencia de la realidad. A este respecto dice Vicente Haya: "Todo poeta honesto tiene la intención de describir algún aspecto del mundo lo mejor posible, pero cuando se recrea demasiado embelleciendo el instante ha perdido el haiku". Esto es así, en castellano si quieres hablar de amor escribes un poema libre, un madrigal o incluso un soneto, y cada uno de ellos tiene sus reglas. Si te quieres quejar amargamente escribes una soleá y si quieres cantar y bailar, una seguidilla. Es más, la mejor poesía castellana es la que se escribe desde el sentimiento, o no existe en Neruda o en Salinas?








Instantaneidad: Bashoo dijo: "Haiku es lo que está pasando en este instante, en este lugar.." Puede ser una bella flor que nace o un atardecer; pero su belleza la veo y la disfruto interiormente, gozo de la belleza del mundo, pero no la describo, a lo sumo la sugiero...






Vicente Haya define el haiku como "Una instantánea de la realidad" , Blyth dirá que el haiku es " la poesía de la sensación" y Rguez.-Izquierdo que "Es una imagen hondamente sentida en un momento de iluminación" .

El Haiku como camino



El haiku es “do”, camino: quien lo siga ha de hacerlo con respeto tanto a los otros caminantes como a sí mismo; un camino puede ofrecer diferentes estadios, moradas, paradas y descansos (estoy pensando en las polémicas acerca de temas y formas). Siempre habrá quien busque atajos, distracciones, pero eso no ha de importar a los que se ocupen honradamente de su propio viaje y sepan que el haiku aguza la mirada, abre los brazos, enseña a recibir lo inesperado, acepta la divergencia (no todos los grandes poetas de haiku han tenido los mismos intereses, para Bashô fue la compañía perfecta para su vida de monje zen, Issa puso su sello de rebeldía, amargura y melancolía, Buson y Shiki tendieron


 El haiku y la filosofía 





Como corresponde a una literatura que es algo más, el haiku tiene también relación con filosofías orientales como el Zen ("Tu mente ordinaria; ése es el camino"), el Confucionismo ("Sólo aquel que ha alcanzado la perfecta sinceridad bajo el cielo puede consumar las infinitas potencialidades de su naturaleza") o el Tao (cuyos principales libros, el Tao-Te-Ching o el Chuang-Tsé, describen el estado espiritual del haiku bajo otras formas).
El propio haiku, en sus inicios, había buceado en la poesía china y japonesa, y siempre creció cercano a otras artes como la pintura. Uno de sus estudiosos, Ebara, afirma: "El espíritu que sustenta la base de todo arte tiene que ser uno".



































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada