sábado, 29 de junio de 2013

ARTÍCULOS. Una poesía del paisaje.


UNA POÉTICA DEL PAISAJE










Según Julián Marías, fueron los hombres de la  Generación del 98 los que inventaran el paisaje español, correspondiendo sin duda a  Antonio Machado el primer lugar en la tarea de impregnar de sentimiento la impasibilidad material del paisaje. Azorín en su análisis de Campos de Castilla dice: “La característica de Machado(...) es la objetivación del poeta en el paisaje que describe(...) Hace tres siglos un poeta contemplaba el paisaje y lo describía impersonalmente...Ahora no, paisaje y sentimientos son una misma cosa; el poeta se traslada al objeto descripto, y en la manera de describirlo nos da su propio espíritu”.

Esta interrelación paisaje-poeta, es frecuente en la poesía actual, así en relación con el poemario de Antonio Cabrera “Piedras al agua” dice el crítico Ángel L. Prieto de Paula, que su poesía “recorre los diferentes ámbitos de la naturaleza; pero, frente a lo que podía entenderse en la literatura dieciochesca como una poesía de la naturaleza en función de sus temas, la de este autor importa menos por los motivos que por mostrarnos con asombrosa precisión el hilo de la reflexión horadando la realidad.”
es decir, paisaje y sentimiento son una misma cosa.


El paisaje no deja de ser una  manifestación del mundo capaz de penetrar en el interior del poeta, así en el citado “Piedras al agua” dirá  “La urna donde pienso, por la que caminaba,/ la ha quebrado el silbido del pinzón…”  y se detiene en la belleza del  paisaje: “ El verde es vertical y muy oscuro/ en los chopos, reniega de los brillos,/ es linde en el azul. Y este hacerse parte de su profundo sentimiento a veces deviene en nostalgias y otras en exaltación.  En 'Heredad, seguido de Cartas de Enero' , Juana Castro revive el paisaje otoñal  de su querida tierra de los Pedroches : “…Una brazada larga de flores en un cuento/ y ya no me cabía/ tanta luz en las manos…”  en una evocación que es asimismo de un estado espiritual de iluminación, mientras que en "Orillas del silencio" de Rafael Cantizano el lirismo se expande como un cántico final a un mundo que “Deshaciéndose en rosa/ se acerca la nube al sol/ para no perderlo.”


A veces el paisaje cantado no es global, desciende a formas particulares, fracciones de su universo: el mar, la noche, lugares, el día…Paloma Fernández Gomá.  en su poemario Acercando orillas,  canta las dos orillas del  Estrecho, el norte de África y el sur de España ,en las que una misma cultura ha sido lazo común  y en ese protagonista del Estrecho, cantará el agua que separa y que une: “ hasta dejar cuencas de efluvio/ sobre las dos orillas arcanas y en cercanía…”  , el agua que es rito  “ que yace en silencio en el seno de nuestros días” . El mar, esencial en la poesía del canario José Carlos Cataño , que en su libro “Lugares que fueron tu rostro” tiene un espacio en el que el poeta se identifica con ese ámbito natural, el mar, “Con sed de transparencia, el mar a oscuras/ Latiendo en otra parte…”.,


El paisaje de los lugares, de las ciudades, es otra parte importante de esta poética. En el citado libro “Acercando orillas” , Paloma Fernández Gomá, nos hablará de las ciudades en lenguaje de luz y sensaciones: Así Fez , donde  “Todo el aroma del mirto/ fue habitado por el extenso cielo…”; Larache, “Desde el café Central la plaza de España/ se abre a todas las miradas y se entona / la melodía del recuerdo…”,y al mismo tiempo visión de Al-Andalus,: “ …Ojivas y alabastro de Oriente, la luz desmembrada por los plateros/ asomando sobre las tapias de los cármenes/…” . Esos lugares de la Historia, son universales, así  el poeta leonés Luís Artigue en su obra “Los lugares intactos” definirá su visión desde las alturas del Duomo de Florencia: “…El  trémulo/ entramado de nubes. / La villa inmortal enardecida con cierta luz de ficción/ que han tomado prestada a crédito los cuadros del Cinquecento.”,  mientras que en otros poetas es presente el paisaje austero, elemental y a la vez esencial de los lugares de la infancia: 
El poeta Miguel Martinón , uno de sus más dignos representantes de la denominada poesía esencialista canaria nos canta en “Desde este otoño” la emoción de volver  “…a palpar la piedra de los muros,/las hojas ásperas/en los cañaverales…”, y esos muros luminosos son descritos en “ Las olas y los años” por Carlos Clementson: “La vieja cal de un muro/ herida por la luz…”


El paisaje cambia durante el día, por eso es cantado en sus distintos estadios: el amanecer  será cantado por Miguel Martinón: “..En el patio amanece el sauce/ que se obstina en su ser…”, “Se afila ya la luz y penetra callada”. José Carlos Catano dirá: “…Otro amanecer, la cabaña/ Entre los sombríos redobles/ del viento…” , “El mundo se deshace en nubes...”, y otro canario, Coriolano González nos dirá en “Otra orilla” :“ Un amanecer azul cuajado de nubes rosas…// Un mar estival turquesa y tibio..//”.
La tarde, en su  contemplación  en el Anfiteatro: “Es con el sol de la tarde ya inclinado/ cuando la vestidura gris del Coliseo/ asume la pátina de la historia…” es cantada en “Itálica y otros poemas” por Francisco Vélez Nieto. Mientras, en Orillas del silencio"  Rafael Cantizano, dirá:·” En la tarde de otoño,/ lejos del olor a membrillos,/ el cielo rojo de granadas,/ embriagado por la paz del cantil…  El crepúsculo con todo su misterio, por José Carlos Catano, en “Lugares que fueron tu rostro” : “ El crepúsculo de plata vira al oro,/Vira al polvo de oro,/ El oro al violeta…”.y el crepúsculo en el pueblo blanco en “Todo es para siempre” de Pedro Sevilla :”Crepúsculo de agosto./ La tarde cae en el huerto/ demorando su oro en los rosales,/en la bíblica higuera, en los dulces planetas del membrillo…” 


Cerca de Nagoya, en la llanura de Nobi, los ríos Kiso, Nagara e Ibi, se unen en el parque Kiso de los Tres Ríos, constituyendo un paisaje donde el tiempo se detiene en la propia contemplación de su quietud.   A esa confluencia nos conduce Ventura Camacho, (Barcelona ,1975) con “Los tres ríos de Kiso” esta hermosa pieza lírica, impregnada de toda la sabiduría japonesa  que en este breve poemario –nueve intensos poemas- se manifiesta en su auténtica realidad.  “Todo lo que éramos/ lo dejamos frente a los tres ríos de Kiso/.../ Aprendíamos/ el noble arte de la elección/ y sus afluentes/…” dirá en el poema que abre el libro como  una afirmación clara de sus senderos por el amor a un mundo en el que la realidad está hecha de sencillez y humildad, como la rama de sauce batida por la lluvia de Bashoo, que de alguna manera está oculto en el asombro por el esplendor de la naturaleza y su transcurso sereno y sosegado.






La noche en “Centinelas del sueño” de Francisco Acuyo  quien nos introduce en el ritmo de la eternidad que se transparenta en los velos insinuados de la Vía Láctea y en el canto de la inmensa oscuridad sin fin en un derroche desbordado de hermosas y escogidas palabras, léxico embriagador que nos eleva a los altos círculos de una música astral: “Se derrama orificia y pedrería, cohorte de diamantes, de zafiros, de rubíes, de gemas bien guardadas en hórreos engastados de brillantes. Sobre el eco encarnado de la noche, paño de rica púrpura se cala todavía en rosas, círculos, los ángeles, el furor remoto de los astros…”

Un breve catálogo de poetas que en el paisaje encuentran el instrumento de expresión de su sentimiento emocionado.

©F.Basallote





Textos:
Antonio Cabrera,”Piedras al agua”. Tusquets. Barcelona,2010
Juana Castro, 'Heredad, seguido de Cartas de Enero'”.Fund.Lara. Sevilla, 2010
Paloma Fernández Gomá.,”Acercando orillas”.Fund.Dos Orillas. Cádiz, 2008
Luís Artigue, “Los lugares intactos” PreTextos.Valencia,2009
Miguel Martinón, “Desde este otoño”. Ed.La Palma. Madrid,2008
Carlos Clementson , “ Las olas y los años”. Ed.La Palma. Madrid,2008
Coriolano González,“Otra orilla”.Baile del Sol. Tenerife,2008
Francisco Vélez Nieto, “Itálica y otros poemas”. Nuño Ed.Sevilla,2009
Pedro Sevilla, Todo es para siempre”. Renacimiento. Sevilla, 2009
Rafael Cantizano  Orillas del silencio" .Almuzara. Córdoba, 2009
José Carlos Catano, “Lugares que fueron tu rostro”. Bruguera. Barcelona,2008
Ventura Camacho. "Los tres ríos de Kiso".Alea Blanca, Granada. 2010
Francisco Acuyo  Centinelas del sueño” .EDA.Benalmádena, 2008


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada