lunes, 13 de mayo de 2013

RESEÑAS IV - NUEVA POESIA SEVILLANA. Víctor García Liétor," Elementales de la consciencia"




RESEÑAS DE OBRAS
DE NUEVOS POETAS SEVILLANOS

"ELEMENTALES DE LA CONSCIENCIA"
DE VÍCTOR GARCÍA LIÉTOR










COORDENADAS DE POETA

SOBRE EL LIBRO "ELEMENTALES DE LA CONSCIENCIA" DE VÍCTOR GARCÍA LIÉTOR.
EDITORIAL "JIRONES DE AZUL". SEVILLA





Si ya en su “opera prima” Palabras exiliadas , Víctor García Liétor (Jaén, 1981), iniciaba un camino  no sólo de descubrimientos íntimos y externos, sino de manifestación de esa búsqueda en sus palabras, usando el verso no sólo como medio de expresión sino de definición de ese camino,  en estos Elementales de la Consciencia, incide en esa tarea de fijar claramente al inicio de esta senda de la poesía que le atrapa ineludiblemente sus coordenadas poéticas, a las que llama elementos y en cuya forma conceptual ha debido influir mucho su profesión de geógrafo. Si el poeta se manifiesta a lo largo de su obra, construyendo en su búsqueda el entramado sobre el que elevar su poética, sorprende este interés de autodefinición de su territorio poético, que indudablemente es un acto de valentía.

El título de la obra, dice el autor, “hace referencia a todas esas características que componen la personalidad del ser humano.” Y su estructura responde a una clasificación de dichas características: La primera parte, denominada Primarios personales, es en cierto modo una autodefinición fundamental, la segunda parte , Oscuros del alma, como insinúa el nombre se concentra en aquéllos aspectos de contradicción y desolación en los que la vida se manifiesta en su más triste papel mientras que el tercer capítulo, Experimentales , es una especie de recopilación poética de esas experiencias personales que pueden definir una trayectoria.

En este sentido de autodefinición citaremos unos versos: “Si yo te contara mi vida, una vida cualquiera/ verías posiblemente un horizonte inacabado.” en el que da fe de su intención vital a la vez de definir sus inicios, que con toda su energía vital de intenso presente, ratifica claramente en el siguiente: “Todavía no he sentido la plaga del mañana...”, transparente confesión de epicureismo en el gozo del presente , lejos todavía de esa enfermedad que es el mañana…

Profundamente sensorial, en su primera parte dirá del mundo natural:   “Sujeté el aire entre mis manos/ y sentí el poeta tribal/ que cruza el firmamento con mis ojos. /”, “Me roza la espuma blanca del mar…”, “ Paseo sintiendo el mundo/ miro la intensidad que me rodea/ con miedo de perecer en un suspiro…!”, “Entiendo el árbol verde y las gotas/ que miran desde arriba…”en el que “...la ciudad de tu cuerpo me enseña el camino…”.

En la segunda parte se manifiestan sentimientos profundos: dolor, incertidumbre, escepticismo, lágrimas…: “Hoy casi no te he visto/ y parece que te hayas muerto…”, “ Moriré de dudas y viviré de palabras...”, “ …Me tragué una espina/ y se me clavó en los años…” hasta que “ Descubro los pétalos a mis pies,/ regados por un mar de lágrimas/ que apenas siento.”

La tercera parte es una entrega al mundo y al amor. “El viento me trae el aroma de tus palabras,/ la brisa caliente de la vega de tus ojos…”, “ Yo quiero ser lluvia verde de tu bosque/ o ser la hierba a tus pies …” , “Te descubro en cada mañana que inicias con tus ojos/ y te sueño cada noche con el permiso de tus labios,../” , “ El mundo nace/ donde se crean los sentidos/ y el aliento de los labios...”, “ Hoy podría abrazarte./ Abrazar todo el ansia que contengo/ en un único beso y plasmarlo en las curvas de tu juventud.”

Y, un propósito final, servicio del poeta a la palabra: “Una vida, una vida, una vida/ quiero escribir toda una vida oculta/en el silencio blanco del rumor de la palabra”.

Un joven poeta, que se abre al mundo valientemente en la encrucijada elemental de sus coordenadas.


©F.Basallote
Pubicado en Papel Literario, 07/03/2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada