domingo, 12 de mayo de 2013

RESEÑAS IV - NUEVA POESÍA SEVILLANA . Juan Antonio Brmúdez, "Compañero enemigo"



RESEÑAS DE OBRAS
DE NUEVOS POETAS SEVILLANOS

COMPAÑERO ENEMIGO de Juan Antonio Bermúdez













Sobre "COMPAÑERO ENEMIGO" de Juan Antonio Bermúdez.
Edita: LIBROS DE LA HERIDA. Sevilla





Cuesta mucho enfrentarse a una opera prima poética quizás porque supone el redescubrimiento lacerante de unos instantes de gozo perdidos en el tiempo que te pone delante del espejo  con la posibilidad de reencontrar el temblor primero, la ilusionada fruición de palpar las páginas impresas de lo que hasta entonces era pasión contenida y pasaba a ser emoción trasladable…


Sin embargo al leer Compañero enemigo de Juan Antonio Bermúdez (Jerez de los Caballeros, 1970), aunque cuesta enfrentarse a ese síndrome de la opera prima, la sensación no es la del tembloroso espejo sino la del certero artefacto que devuelve una visión no virtual de la existencia. Una certidumbre de la percepción del mundo y una actitud positiva de crear, de fabricar una estancia nueva , que hablan de compromiso y sobre todo de madurez.


Con un mandamiento comienza el libro: “Amar a cada uno por su nombre/…/ Amar a contrapelo, amar a ciegas/…”. Y en su cumplimiento queda el sendero donde errar a veces, así en la Segunda parte denominada EQUIVOCACIONES, VOCACIONES se lamenta: “...embutimos la muerte en las agendas/…/mientras la vida pasa y nos invita/…”, equivocaciones que provocan que “Casi todos los papeles que me nombran mienten...”, aunque “Cada sol inaugura y los días son olas/ que borran los pronósticos trazados en la arena..”,  errores, a veces, en la que la memoria es protagonista como “ Tahúr tramposo, la memoria/ baraja, corta y reparte la experiencia; el corazón, su cómplice,/ le ha marcado las cartas/” y otras veces culpable: “Todo regreso es un fracaso..”


En su tercera parte, COMPAÑERO ENEMIGO , incide en la solidaridad de los errantes y llama  “…bienaventurados los errantes,/ los que viajan sin mapa, sin destino,/ los que aman si urgir el estertor,…”a los que presentes “ Aquí delante, lejos,/ aquí están los desterrados,/ los inútiles, los ciegos…”/ y a los que pide el poeta  “Compañero enemigo, no te mueras/ ni me mates, ni huyas, ni te rindas/ que tenemos que hablar de muchas cosas..” y culmina esta parte afirmando “Conviene la tristeza/ necesaria/ no olvidar/…/ Conviene incluso la nostalgia../”


Sabedor de esto último habla en su cuarta parte, HAMBRE PARA MAÑANA, de que “Una mujer y un hombre alumbran/ con la luz de sus ojos/ el agujero negro de los siglos.” confabulación del amor que “…en ese tacto, luego reiterado/ hasta la confusión de los dos cuerpos, reconocieron un idioma antiguo;/ tal vez, sólo tal vez, se comprendieron”;  mas la vida es a veces cruel y exigente y como las ciudades los cuerpos y las almas están llenas de heridas: “Déjame que te abrace todavía/ sobre estas escaleras y estos puentes,/ sobre esta herida abierta…”  que seguirán viviendo “ cuando nuestra memoria quepa/ en una fotografía en blanco y negro..”


Termina el libro con un poema denominado CIRCULO. “Este papel, ahora blanco y liso/…/ se arruinará en silencio./ Y, arrugado y oscuro,/ volverá a oler a madera, parecerá corteza,/ será, de nuevo, árbol.”   En cuyos versos queda encerrada una cierta esperanza reciclada , lo que hace de estos poemas el inicio de una eterna repetición del mito de Sísifo que es toda creación poética.


©F.BASALLOTE
Pûblicado en Papel Literario, 28/05/2008


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada