martes, 28 de mayo de 2013

RESEÑAS IV - NUEVA POESÍA SEVILLANA. Rocío Hernández Triano, "Viento de cuchillos".



RESEÑAS DE OBRAS
DE NUEVOS POETAS SEVILLANOS

VIENTO DE CUCHILLOS de ROCÍO HERNÁNDEZ TRIANO.












ENTREGARSE  A LA PALABRA

A propósito de VIENTO DE CUCHILLOS de ROCÍO HERNÁNDEZ TRIANO.
Ed. EN HUIDA. Sevilla, 2010



¿Quién no siente una enternecedora evocación al ver entre sus manos el temblor de una opera prima?. Máxime cuando la misma es una intensa elegía de los instantes del amor, y en el verso se trasluce una madurez poética necesitada de abrir al mundo exterior ese río fluyente que en su corazón  mana con una sabiduría de tiempos y de anhelos. Opera prima es este Viento de cuchillos de Rocío Hernández Triano, que a su premio extraordinario en Filología Hispánica por la Universidad de Sevilla, y a su docencia  en  Literatura,  une su presencia en diversos foros literarios y culturales. Una muestra de su poesía se incluye en las antologías No quedará la noche (2004), Poesía viva de Andalucía (2006), así  como en diversas revistas y páginas webs.


Es pues esta opera prima una obra bien cimentada, de una poeta de consolidada formación y una cierta experiencia en los mundos del verso que hacen que Viento de  cuclillos, sea un interesante aporte a la nueva poesía que se está haciendo en nuestra tierra. Y no queremos decir con esto que introduzca llamativas innovaciones en la poesía, no, sino que al tratar un tema universal en la poesía como es el amor lo hace, sí, con todo el desgarro que el mismo exige; pero con una pulcritud de asentada poeta que  sabe tratarlo con la fuerza constante que el mismo ha exigido a los poetas por encima de los tiempos. Ella misma dice: “Escribir es un acto doloroso. Supone escarbar en la conciencia, descalichar las paredes de la memoria, entregarse a la palabra. “


Consta Viento de cuchillos de tres partes: Tinieblas, Penumbra y Vislumbre. En la primera  ese viento turbador del amor  se define en su primer poema: “Es el amor un viento de chuchillos/ y una alberca de fango el abandono…”. Están pues, presente los polos opuestos de la pasión, el amor y el desamor; la presencia y la ausencia, el haz y el envés …:   “En una misma cama, dos orillas distintas,/ soportan el silencio los amantes./…/ Pero ninguno duerme,/ pero ninguno besa/ o llama/ o roza; …” . Y es tan presente el polo negativo, la pérdida del amor que se eleva el lamento: “Porque voy a estar sola/ porque estaremos solos/ y ciegos y desnudos/ como todos los muertos…”. La muerte del amor tras la que en un poema las palabras adquieren un valor iconográfico más potente, imágenes riquísimas que alzan en su plástica el fulgor doloroso de la pérdida: “Carcoma./ Helada mariposa./Cien pájaros de escarcha/ contra un cielo de ceniza./ Negro pez de las sombras./ Araña/ que enhebra tenebrosa/ con sus hilos de muerte/ la malherida fe de los amantes…” .En Penumbra, se manifiesta el látigo doloroso de la memoria: “…Te recuerdo, aún caliente, / dando tumbos y tumbos por los campos azules/ hasta quedar deshecho como un terrón de tierra./..”  para llegar a decir: “…el recuerdo es una fiera pestilente/que habita en su guarida de alimaña.”.  En Vislumbre hay un resquicio en el que  “Tu amor es una tregua cruel de amparo corto…” en el que basta muy poco: “…tus manos/ piedra angular/ delicia última. Lo suficiente.”


Un poemario que no es la incertidumbre del novicio, sino una manifiesta factura de dominio de la palabra, que explora senderos enriquecedores, en los que aún en la sencillez y en la brevedad del poema, - es en éstos donde acentúa dentro de su claridad el vigor poético, la mas rica elaboración de las metáforas,-  muestra los espacios por donde probablemente discurra su poesía: lo sugerido, la concisión, lo intuido, la entrega a la palabra……


©F.Basallote
Publicado en Papel Literario, 25/04/2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada