viernes, 5 de abril de 2013

RESEÑAS III - POETAS ESPAÑOLES. Juana Castro, "Heredad...."



RESEÑAS DE OBRAS DE POETAS ESPAÑOLES


HEREDAD, SEGUIDO DE CARTA DE ENERO
de JUANA CASTRO















FEMINISMO DE LA DIFERENCIA
Sobre HEREDAD, SEGUIDO DE CARTA DE ENERO de JUANA CASTRO
Con Prólogo de Olvido García Valdés.
Fundación José Manuel Lara. Sevilla, 2010 


.Con  'Heredad, seguido de Cartas de Enero' , Juana Castro ( Villanueva de Córdoba , 1945), nos vuelve a ofrecer una Antología , después de Alada mía de 1995 y La Extranjera , aparecida en 2006 , aunque en este caso avanza en la selección de su contenido ofreciendo lo mejor de su trayectoria poética bajo el título Heredad , además de desvelar los  nuevos versos de Cartas de enero,.donde, según la propia escritora, "continúa con la renovación del lenguaje y las formas que ya se había iniciado en 'Los cuerpos oscuros".
En palabras de la autora “Heredad, por un lado, significa herencia y, por otro, un trozo de terreno, Los Pedroches y Córdoba. Por otra parte, es la tierra de mis mayores y la herencia de mis mujeres.” Dice en su presentación Olvido García Valdés, que “con “Heredad”  Juana Castro nombra no sólo lo recibido, lo que viene de atrás sino  un largo trabajo de reflexión y crítica –trabajo de toda su vida- y una opción estética que la escritura elige para insertarse en la tradición heredada…” incluyendo en ese trabajo   la voz a un yo femenino …y se habla desde un punto de vista que es el propio de una conciencia feminista. Feminismo de la diferencia, el suyo…” 
En el libro inédito Cartas de enero incide en las temáticas habituales de la autora destacando una nueva forma de ternura, abierta al amor y a la búsqueda de un mundo sin respuestas y de la que la propia autora dice que aporta a su poesía "la perplejidad de los espacios y la perplejidad de los géneros masculino-femenino ante la vida y el mundo: un diálogo imposible".

La obra se compone de 137 poemas, los primeros de los cuales pertenecen a Cóncava mujer, el poemario que Juana Castro publicó en 1978 y al que siguieron títulos como Del dolor y las alas, Arte de cetrería, Del color de los ríos o El extranjero, incluyendo poemas del último libro publicado en enero de este mismo año: La Bámbola. Intrusos en la red..

En un breve recorrido por tan intensa obra podemos ir afinando ese deseo de Juana Castro de dar voz a las mujeres, de su compromiso poético.  Elegimos de Cóncava mujer los siguientes versos, absolutamente definitorios: Ser yo, yo sola,/ sin paridad./ Como se nace…”.   La maternidad herida en Del Dolor y las alas : “ Hijo, te escribo/ esta carta crecida de los días/ porque la vida sigue/ y aquí todo es igual…” , e incluso esa naturaleza florida de su querida tierra de los Pedroches : “…Una brazada larga de flores en un cuento/ y ya no me cabía/ tanta luz en las manos…”  en  Paranoia en otoño. A veces recurre a las divinidades femeninas de la antigüedad  en contraposición con el Dios patriarcal , como sucede en Narcisia: “Como la flor madura del magnolio/ era alta y feliz. En el principio / sólo Ella existía. Húmeda y dulce, blanca,/ se amaba en la sombría/ saliva de las algas/ en los senos vallados de las trufas,/ en los pubis suaves de los mirlos…” Habiendo en este recurso una clara admiración lateral a la naturaleza, que nunca deja de estar presente conformando un paisaje cercano y querido.

Sin duda Arte de cetrería, es uno de los mejores libros de la poesía contemporánea española. Construido como una alegoría del amor imposible, la autora lo define como “ Algo muy cercano, creo, a la mística. Porque la mística es eso: el amor sin esperanzas de consumación”, en el poema Del águila calzada leeremos: “No soy dueña de mi, pues es mi dueña/ la dueña del amor y de la vida/ tan cercana y ausente como el sol, / al ala de mi espejo, reflejada.” En Fisterra la tierra nativa, la vida rural se hace presente: “…vuelve a ser la niña/ aquella que nutría/ de sueños su extensión y de fantasmas”, como en  No temerás  dirá: “Sólo soy una mujer/ sentada en una banqueta…”. Poesía de la memoria que revive el tiempo en poemas en Del color de los ríos,  poemas doloridos a la vez que impactantes: “Estoy en cinta y vivo. Me preñó/ igual que a las ovejas…”  Los cuerpos Oscuros  se desarrolla en torno a las enfermedades de Alzheimer y la demencia a partir de experiencias personales vividas por la autora con familiares cercanos, son poemas duros, “…Los encerrados vivos. / Oscurecidos, aherrojados en el último cuerpo /de la casa, se consumen y hablan…”   .   El último libro  La Bámbola. Intrusos en la red, contiene poemas relacionados con el erotismo que la autora tenía desde los años 80, a muchos de ustedes les sonará éste: “La tentación se llama amor / o chocolate/ Es mala la adicción/ sin paliativos/… /  Y así, una vez más, es el conflicto: / O me come el amor,/ o me muero esta noche de bombones.”  

Cartas de enero, dividido en dos partes: La lengua del invierno y Cartas de enero, es un poemario en el que la autora purifica su lenguaje y aunque vuelve irremediablemente a su temática lo hace desde el mirador del tiempo, la memoria escancia su vino que se bebe lento y los recuerdos se hacen sepia, nostalgia con su esquina de dolor marcada con la humedad y el óxido.   “Sola ella y el dedo/ de azúcar de miel de bambalinas…”,  “Han tapado / la boca del horno con ladrillos./ Solo quedan/ las vigas, las paredes, los pedazos del tiempo.”

La excelente selección de los poemas, el profundo análisis de Olvido García Valdés, que aporta interesantes puntos de vista sobre la poesía de Juana Castro y el inédito Cartas de enero, hacen de esta edición pieza imprescindible en la bibliografía de Juana Castro.

©F.Basallote
Publicado en Papel Literario, 22/06/2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada