sábado, 16 de marzo de 2013

RESEÑAS II - POETAS HISPANOAMERICANOS. Piedad Bonett, "Explicaciones no pedidas"



RESEÑAS DE OBRAS DE POETAS HISPANOAMERICANOS
EXPLICACIONES NO PEDIDAS DE PIEDAD BONETT










EXPLICACIONES NO PEDIDAS DE PIEDAD BONETT
XI Premio Casa de América de Poesía americana.
Visor. Madrid, 2011


Piedad Bonnett, ( Amalfi, Antioquia, Colombia, 1951). Estudió en la Universidad de los Andes donde ejerce. Ha publicado cinco libros de poemas: “De circulo y ceniza” /mención de honor en el Concurso hispanoamericano de Poesía Octavio Paz; “Nadie en casa” (1994), Premio Nacional de poesía; “El hilo de los días” (1995), “Ese animal triste” (1996) y “Todos los amantes son guerreros” (1997), así como la antología, “No es más que la vida”, (1998) . En 2001 la editorial Alfaguara publicó su novela “Después de todo”. . En 2011, obtiene el premio Casa de América por la presente obra “Explicaciones no pedidas”, hecho que coincidió con el anuncio de que uno de sus hijos que vivía en Estados Unidos, se suicida en la Universidad de Columbia. Es autora también de tres obras de teatro, “Gato por liebre”, “Que muerde el aire afuera” y “Sanseacabó”,   Ha publicado también una traducción de “el cuervo” de Edgar Allan Poe. Piedad Bonnett es reconocida por ser una de las más grandes voces representativas de la poesía colombiana. . Para el poeta colombiano WiliaM Ospina, “Es la voz de Piedad Bonnett, una de las más firmes y claras de nuestra poesía .”

Clara Eugenia Ronderos, en el Prólogo de “Círculo y ceniza”, dice que en la poesía de Piedad Bonnett se refleja el extremo de violencia colectiva que abarca la cultura de su país y que caracteriza parte de su poesía hacia la vida cotidiana y una esperanza en la palabra y en el amor, que es un amor en el que "predomina el gris de la monotonía y el negro de la noche “

En una conversación con Catalina Arango, dice:"En la adolescencia mi gran revelación fue Antonio Machado: con él descubrí la mirada sutil, que la poesía transmite del estremecimiento del mundo. En esa misma edad, 'Las flores del mal' me sedujeron por su capacidad de ver lo bello en lo feo, por su revelación del encanto de las ciudades, con su carga de caos e indiferencia…Ya en la universidad, dos libros me revelaron otras formas de hacer poesía: 'Poemas humanos' de Vallejo y 'Residencia en la tierra' de Neruda. Me mostraron que la emoción a veces se encarna en una palabra rota, en un lenguaje astillado que nace de otra parte, mitad entraña, mitad razón….”  
Para ella escribir es: “… darle justificación a mis días. Escribo, porque me depara felicidad y porque le da a mi vida complejidad, densidad, otras profundidades. Pero me interesa mucho que haya memoria de mí, por supuesto. Que mi vida se justifique…."

En toda su obra: poesía, teatro y narrativa, están profundamente arraigadas sus experiencias de vida y expresan la visión de la mujer de clase media en un país violento, donde predominan las desigualdades y conflictos de toda naturaleza.  Y en poesía destacan: la vida cotidiana y de una forma especial los poemas de amor. Temas que en  Explicaciones no pedidas    convierten los poemas no sólo en experiencias personales sino en motivos de reflexión y acaso en instrumentos para extraer  fuerzas   de su tenso tejido emocional .

Tiene el libro cuatro partes: La divina indiferencia, Cuatro historias minúsculas, La inocencia del sueño y Explicaciones no pedidas. En  La divina indiferencia, está presente la propia experiencia cotidiana: “Ahí están. Deambulando/ como deambula Pedro por su casa…”, dirá en “Los viejos inquilinos” , haciendo de un asunto de convivencia una meditación sobre la misma. La vida, bien  familiar :  “Al otro lado del teléfono/ mi hermana habla de fiordos, de glaciares,/ de rías, de bahías…/…/ No le digo a mi hermana lo que en su fondo sabe/ que lo que quiere atar allá se queda;…” o ciudadana : “Con sagrada puntualidad/ vuelven los mendigos a ocupar sus lugares…”, es presentada de una manera de ninguna manera indiferente.  En Cuatro historias minúsculas, partiendo de lo cotidiano, en cuatro partes distintas del mundo, llega a lo trágico. No hay como en la primera parte una especie de rutina vivencial, aquí cada poema presenta dos tiempos, una fractura de la emoción que termina en la muerte: “ Se trata de Sun Danyong, un joven chino./ Dicen que tenía veinticuatro años/ que ensamblaba piezas de aparatos electrónicos/…./Nadie sabe otra cosa/ salvo que saltó por la pequeña ventana de su cuarto de dos por dos/…/ Leo la noticia en Google…/”. O las dos caras de la convivencia: “ Era feliz/ Así opinaban todos/…/…ella /consciente de su dicha, la exhibía/ como una colegiala exhibe una medalla./…/ Él, que era desdichado, vino a saberlo tarde./ Bastó una frase, / una pequeña piedra desprendida/ del túmulo formado por los años./…”. En La inocencia del sueño, late una poética cargada de misterios, en la  que lo onírico no es sólo una mención sino una especie de transición de lo cotidiano a un mundo donde lo real y lo virtual se confunden: “Mis sueños se han poblado de enfermeras./Hoy bajan/ hasta las líneas negras del poema…”. La cuarta parte, Explicaciones no pedidas, toca el tema del amor/desamor : “… Ahora,/ ya no el dolor, sino la certidumbre/ de la dolida forma en que dolías…” . “Todavía en la carne de aquel que envejeció alienta el deseo,/ como en la noche habita la memoria del día/…/ Su pulsión no es alegre sino sorda/ como un eco,/ y punzante/ como el recuerdo abrupto de un olvido.”.

La poeta consciente de la necesidad de justificar su existencia por la escritura, tras una larga y dilatada trayectoria poética, logra en este libro una granazón depurada que certifica la excelencia de su voz dentro de la poesía actual de Colombia y de toda la poesía hispanoamericana.
©F.Basallote


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada