jueves, 14 de marzo de 2013

RESEÑAS II - POETAS HISPANOAMERICANOS. Mario Campaña, "En el próximo mundo"



RESEÑAS DE OBRAS DE POETAS HISPANOAMERICANOS

EN EL  PRÓXIMO MUNDO de MARIO CAMPAÑA











CUANDO LO VIEJO SEA JOVEN
Acerca de EN EL  PRÓXIMO MUNDO de MARIO CAMPAÑA.
Editorial CANDAYA. Barcelona, 2011


Mario Campaña (Guayaquil, Ecuador, 1959) es poeta, ensayista e investigador de la literatura. Desde 1996 dirige la revista Guaraguao, especializada en cultura latinoamericana, que se edita en Barcelona. Sus últimos libros de poemas son Aires de Ellicott City, Candaya (2006; traducido al francés en 2008 con el título Demeure Lontaine) y Días largos y otros poemas (2003). Entre sus ensayos se encuentran: De la flor al tallo: el discurso crítico de las poetas hispanoamericanas (2010), Necesidad de América (2010), Baudelaire. Juego sin triunfos (2006) y Francisco de Quevedo, el hechizo del mundo (2003). Ha preparado varias antologías de poesía hispanoamericana contemporánea, entre las que destacan Casa de luciérnagas. Antología de poetas hispanoamericanas de hoy (2007), Antología de poesía argentina de hoy (2010), Pájaro relojero. Poetas centroamericanos (2009), Antología de poesía mexicana de hoy (2008) y Visiones de lo real en la poesía hispanoamericana (2001). Ha traducido Para una tumba de Anatole, de Stéphane Mallarmé. En el próximo mundo ha sido traducido ya al italiano (Nel prossimo mondo, Edizione Forme Libere, Trento, 2010).
De la poesía de Mario Campaña escribió José Kózer: Sus poemas son hermosos, muestran una espiritualidad que me es afín, un sentimiento "rural" que considero fundamental a la hora de entrar en el espacio poético, tienen una finura y una precisión encomiables, y de veras ha sido para mí una ocasión y un privilegio tener acceso a su trabajo”. Para Jaime Galbarro, Mario Campaña es un poeta interesado especialmente en la exploración del lenguaje poético como defensa de la libertad creadora y como resistencia ante la realidad…»

En el próximo mundo lleva la siguiente dedicatoria: «A Isabel Avilés, mi madre, que me hizo mirar hacia el otro mundo.». Comienza el libro con el nacimiento de un mundo y termina con la visión profética de otro que sustituiría a éste. Enmedio, cuarenta poemas en verso libre y algunos en prosa, generalmente sin títulos, en los que se suceden escenas de la actualidad, en un lenguaje diverso con un formato en el que la experimentación y la apertura de sendas nuevas alterna junto a formas clásicas en una forma de asumir la tradición literaria, en la que es presente la influencia de los poetas franceses (Rimbaud y Baudelaire) así como los castellanos del Siglo de Oro.   El primer poema  empieza así: «Sin estrépito el mundo empieza, mudo./ Un hueco calcinado./ Cochambroso mundo ajeno/ Interrogando por un deseado renacer abierto,/….»,  se hace presente el mundo inmediato, la casa: «He, la casa ahí, vieja en el paisaje./ La casa vieja en medio de otras casas./ Resistiendo aires cálidos ráfagas frías,/ La niebla que en invierno borra todo./ El hosco hogar que vieron mis amigos,/…» , y las vivencias de un tiempo que se hacen memoria: « Pero he acabado con el íntimo temblor de aquellos días./ Aquel pasado no se arranca con la piel caída./…», cargadas de colorido y fuerza popular: « Excitada por los gritos, la estatua reviviendo,/ madre que no alcanza, danzando en esta hora de aventura./…».  La ciudad imaginada: «Digo aquí. Aquí, ciudad,/ De vagas leyendas, surgida./…/ Esta ciudad mía cada día desaparece./ No estará aquí cuando yo me vaya./…». Y como una especie de memorandum de la vida entre los dos mundos; personas o sucesos: Sade en la prisión de Vicennes: « …Afuera cuerpos arrodillándose en el aire/ que antes se escondían a la mirada/ y ahora nos acogen contritos…», la tumba de Poe en Baltimore: « Junto a /la indiscutible gloria de los héroes acampados apaciblemente en esta orilla, una tumba oculta tras cristales hoy tampoco resplandece, hoy, día de la celebración de hallowen…» o el trágico atentado de Madrid: «…A esta caja estrecha con forma de vagón/ Que salta entre railes, llegados de tan lejos./…/ Y el hierro, agujereando: hoyos como corona / En la cabeza de la Reina Madre./…/ Impalpable muerte agazapada/…» Y tras este viaje por un mundo que se adivina en el camino de la destrucción: « Demasiados ríos bellos, contaminados, secos,/ Mares fragantes, sin olor, incoloros,/ …/ Demasiadas carreteras creciendo demasiado en el horizonte/…», llega al poema último, como quien llega a una esperanza: «En el próximo mundo lo viejo será joven y lo joven/ Primero existirá en su pura belleza, / Luego madurará y será aún más joven./…/ El próximo mundo estará lejos de éste. /…/ En ese tiempo nuestro pobre mundo/ Ya habrá aprendido a vivir con la penumbra./…/ La sabiduría de la noche.» .


Un poemario denso, cargado de sensibilidad social y de disconformidad al mismo tiempo que hondamente lírico, con un lenguaje enaltecido por una sintaxis que recurre a formas   como el hipérbaton y el encabalgamiento que fortalecen el ritmo interior de unos poemas cargados de emoción y al mismo tiempo de un abierto mensaje de esperanza.


©F.BASALLOTE
Publicado en Papel Literario 29/09/2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada