viernes, 15 de febrero de 2013

RESEÑAS I - POETAS ANDALUCES. Sara Castelar, " Verso a tierra"

RESEÑAS DE OBRAS DE POETAS ANDALUCES

 

VERSO A TIERRA de SARA CASTELAR









LA PALABRA INSISTENTE
A propósito de VERSO A TIERRA de SARA CASTELAR
X Premio Ciudad de Ronda.
CEDMA, Málaga, 2010




“Bajo la palabra insistente/Como una invitación o una súplica/Debíamos hallarnos, debíamos hallar/Una brizna del mundo.” J.A.VALENTE




Con Verso a Tierra, Sara Castelar,  (Hannover, 1975), obtuvo el X Premio de Poesía Ciudad de Ronda, que editada por Cedma, se convierte en su segunda publicación tras El pulso, editada por E.H., lo que no quiere decir que estemos tratando de una primeriza, sino que pese a su juventud tiene una consolidada presencia en revistas de poesía, impresas y virtuales, así como en algunas antologías , habiendo manifestado una peculiar y personalísima poética en la que prima su originalidad y sentido estético.

Asimismo, en algunas entrevistas y actos públicos ha dejado muy clara su posición poética: El placer estético es un elemento que considero esencial en mi forma de relacionarme con la poesía, desde la visualización de los conceptos en el poema hasta el sonido de las palabras, ” dirá en una entrevista a Domingo F.Faílde,  y en otra ocasión dirá  escribo porque para mí es un proceso vital y para ello necesito moverme en esos parámetros de la imagen, del lenguaje desprendido de los significados asignados”.La autora dice que son referentes de su obra: Juan Ramón, Valente y Gamoneda, una  obra adherida al símbolo como medio de aproximación al conocimiento. Dentro del panorama poético  actual, dominado, en general, por poetas que buscan un lenguaje más coloquial para transmitir sus ideas y sentimientos, esta poesía adquiere, por la integridad de su planteamiento, por la implicación metapoética, un destacado valor de profundidad estética y por ende de honestidad creadora.

El poemario consta de dos partes: Los hijos desterrados y El despertar. El primero comienza con el poema Un corazón en la noche, dedicado a Miguel Hernández de quien toma los versículos que lo encabezan: “Silencio que naufraga en el silencio/ de las bocas cerradas de la noche” que son un manifiesto claro del contenido no sólo del poema sino de toda la obra, como un pronunciamiento de su militancia hermética y de la  asignación al símbolo de toda su carga poética, sobrecarga diríamos ya que en su masa expresiva domina asimismo un alto contenido plástico, con riqueza de imágenes: “Gritas silencio/ para las voces muertas de los muros,/ para los grises fuegos donde mueren más rojas/ las palabras,/ para la soledad del puño,/ para el sudor vendido de los escaparates…”.  La instrumentalización de la palabra como herramienta es patente:
“Reptando en la palabra de algún dios indeciso…” para “Dejar el verso en tierra/ y crecer de tus manos, de tus tímpanos/ hasta el origen vivo de la escarcha…” y en la palabra está el mundo, sus elementos: “El ángel que derrama todo el mar/ ha nombrado la noche…”.  Mas en la emoción del poema está contenido el sentimiento: “ Yo te amo en el vértigo del mundo,/ con la piel traspasada por los hilos/ donde se amarra el aire con tu aire…” , sentimiento a veces sobrevenido en la memoria: “Sé que una madre te florece/ en la ternura inquieta de los dedos/ y que la noche/ es un dardo que sangra voces muertas…” , “ …Yo soy de aquel lugar que no conoces/ de aquella tierra húmeda/ que llora en los marjales/ y amenaza de muerte los recuerdos.”. Y en ese mundo donde la palabra insiste,  reivindica con ella la soledad del poeta: “Somos carne de poesía/ y estamos solos”


 Es decir, puro hermetismo,  revelación, convirtiendo la palabra en el instante puro, quizás por ello se manifiesta absolutamente valenteana, traspasando la sustancia de las palabras para con ellas en un mundo nuevo, de consolidada esencia, de persistente y constante energía construir alquímicamente una realidad más pura, en la que sea la palabra esencial hechura de la emoción, emoción misma.  




© F.Basallote
Publicado en Papel Literario 4/01/2011

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada