viernes, 22 de febrero de 2013

RESEÑAS I - POETAS ANDALUCES. Manuel Guerrero, "Loco afán"



RESEÑAS DE OBRAS DE POETAS ANDALUCES

LOCO AFÁN de MANUEL GUERRERO











UN POETA EN EL CAMINO.
LOCO AFáN de MANUEL GUERRERO
Ediciones En Huida. Sevilla, 2011.


 Manuel Guerrero Cabrera, (Lucena, 1980), es Licenciado en Filología y  trabaja como profesor de lengua y literatura .Entre sus publicaciones destacan las relacionadas con estudios y artículos de investigación literaria, como  Estudios críticos de literatura del Siglo de Oro   y Tango. Bailando con la literatura . Como poeta,  ha escrito anteriormente El desnudo y la tormenta,   además de colaborar  en diversas revistas digitales.   Escribe columnas de opinión en los diarios digitales Sur de Córdoba y Lucena Hoy. Confiesa ser un apasionado del tango argentino del que dice: “mi atracción por el tango argentino ayuda a la musicalidad de mi verso e imprime un tono nostálgico y, en ocasiones, amargo a mi poesía”, tanto es así que el título de la presente obra, Loco afán,  viene del tango Por la vuelta de Enrique Cadímano.  



En cuanto a su poética  dice: “Mi poesía está marcada por la transición, la inquietud y la lectura (y relectura) persistentes. Las tres se complementan, en resumen, para explicar el por qué del verso e implicar el desencanto de lo existente (o recreado): como una continua duda en elegir lo cotidiano (en especial, el amor) o en ahondar en lo sugerido por otras voces (me gusta partir de citas de otros autores)…”. No niega sus  influencias, en particular las de   Luis Alberto de Cuenca, Javier Lostalé, Rubén Darío  o, como hemos citado antes, la del tango.



 Loco afán se trata de un libro dividido en cuatro partes, la primera , Loco afán ,dedicada a la poesía en sí misma; la segunda, El mismo amor,  a dicho sentimiento;  la tercera, La misma lluvia, a la vida (con poemas de diversa temática) y la última ,innominada, a la muerte, con un verso corto de carácter funerario.



“Explicar el por qué” misterio y  esencia del verso, en Loco afán. La  vigilia estéril del poeta en la espera de la luz: “Hoy, que líneas frías/ tornan mi verso ausente,/ la noche solitaria/b me entrega muchas bocas de silencio/ y un papel que semeja una nevada.”. Aunque, una vez logrado, “el verso se conserva / al final del poeta…” y da la respuesta a tanta búsqueda: “Primero tu respuesta,/ después la mía/ y luego la de todos los poetas/ que la han confiado…” . “Elegir lo cotidiano” en El mismo amor, porque “ …soy un dios/ porque la beso/ porque la gozo,/ tendida en nuestra cama,/ juntos los pechos/ y pegados los labios/ en sus nalgas de rosa…” , “…y tu boca me ofrece/ el alba roja,/ tu cintura, el deseo/ de una inquieta paloma/ y tu pecho, azahares.”. En La misma lluvia , incide en lo “sugerido por otras voces”, usando las palabras trasvestidas en un verso conceptualmente coincidente  “ Viva fotografía de lo lejano…”, para pedir, apoyado en un versículo de Lostalé: “Acuérdate de mí cuando la aurora/ me vista con la sílaba desnuda…” . En la cuarta parte, la intensidad de la síntesis, la breve emoción de la palabra es apenas intuición, una leve brisa en un mar de oscuridades, el cárdeno esplendor del rayo, el instante… “Debió quedarse en tierra, donde la vida es larga;/ pues la plata del mar nunca acaba en la sien.”, “ No le quites la máscara, caminante, pues sombra de la vida su risa , es ya fingida gloria.”  . Ni aforismos, epitafios puros  en el mármol del verso.



Un poemario denso, pese a su levedad física, una muestra  de los fractales de la luz de un poeta que busca en los senderos de la pureza la última razón de su poesía en un ejercicio  duro en el temple de su musculatura lingüística, en la música del concepto ajustadamente afinado, en la sombra precisa para que el verso luzca con su brillo exacto.

Un poeta  en el camino.



©F.Basallote
Publicado en Papel-Literario , 28/11/2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada