domingo, 3 de febrero de 2013

RESEÑAS I - POETAS ANDALUCES. Ana Rossetti, "Llenar tu nombre"




RESEÑAS DE OBRAS DE POETAS ANDALUCES


LLENAR TU NOMBRE  de   ANA ROSSETTI











LLENAR TU NOMBRE . ANA ROSSETTI
EDICIONES BARTLEBY


Sobre su Devocionario decía Emilio Coco que su lenguaje es, en consecuencia, extremo, violento, preñado de metáforas relampagueantes, fastuoso, siempre milagrosamente nuevo, veintidós años después de aquél impactante libro, madura y serena vuelve a nosotros su reino de tan ricos frutos en este libro exuberante de reflexiones sobre el ser de la materia poética, introduciéndose en el alma de las palabras hasta llegar a la profunda médula donde la emoción no es sino una connivencia entre naturaleza y caos, amor y muerte, sufrimiento y gozo, sombra y luz de una manera rigurosamente eficaz, como un certero bisturí que fuese capaz de diseccionar cuánto de luminoso existe en la Poesía. .


A ella, “ ariete contra toda duda y muro,/ conciencia y vaticinio/ toda fuerza creadora te nombra soberana/ y entona tu alabanza agradecida,”  y esa fuerza capaz de crear con su impulso cuando “...se alían perturbación  y cosmos /para producir el universo” con el instrumento más antiguo y eficaz: la palabra, “Ancestral hilandera de nuestro acontecer:/ el cabo que conduce,/ el sedal que fascina,/ el hilo que sutura,/ la hebra que define el cuadrante/ del hielo boreal…”

La Poesía, que “…como la hierba siempre encuentra un resquicio para crecer,/ la poesía rompe sellos y violenta arcanos para enraizar poesía/ donde no hay poesía/ para que haya poesía.” Y penetra en los mundos interiores y exteriores en busca de la emoción , el temblor pavoroso de su manto, el taller donde “…Adentrarse en memoria y diccionario/ como ruedo de noria;”para hacerlo palpable en el escrito ,” donde las constelaciones se estructuran/ bajo una lupa atenta…”


La Poética no es hechicería ni ilusionismo para falsos expertos que “…En vano nos obligan, una y otra vez a que confesemos, a que descubramos el sortilegio o el engaño…En dónde y en qué reside la estructura de la magia…”. Cuando en realidad  “sólo vertemos nuestro asombro en la matriz fecunda del poema.”


Habla de tú a tú a la Poesía y le dice que “Tú no pones distancias./ Tú no estás por encima de las cosas./ Tú, lejos de elevarte sobre ellas,/ las sumerges en ti, o quizás te inmersiones, no lo sé…” y finalmente le pide: “ No me dejes hacer de ti catálogo de mis temores/…/ No me dejes caer, jamás, en mí./ Y líbrame del diablo que acecha en la tristeza…”


Y ante las tentaciones del pan y de los prodigios, evocadoramente rossettianas dice No. “No hace falta subir al pináculo del templo/ para que el mundo que habitamos nos habite. Poseeremos el vacío del universo sólo con invocarte…”


Dice Manuel Rico que “Quizá el oficio del poeta no haya sido otro, a través de los siglos, que llenar de sentido el término Poesía”. En este poemario Ana Rossetti, no sólo se aproxima a esa revelación sino que aún deslumbrada dice: “Por todo ello, gracias te sean dadas,/ Poesía, señora nuestra .”



© F.Basallote
Publicado en Papel-Literario . 10/07/2009




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada