lunes, 7 de enero de 2013

OPINIONES SOBRE MI POESÍA_IV



CIMERA ENCENDIDA
12/09/2008
FRANCISCO VÉLEZ NIETO

SOBRE EL POEMARIO "CIMERA ENCENDIDA" DE FRANCISCO BASALLOTE MUÑOZ, EDITADO POR "FUNDACIÓN GRANADA HISTÓRICA"








Un brindis y homenaje a La Alhambra lleno de luz, color y agua, expuesto en tres partes desde donde se  manifiesta el estado lírico del poeta en su contemplación creadora. La primera parte Palimpsesto es un recorrido por la historia “En el preludio / de las nieves, perfiles del misterio, la luz enciende / los bermejos de la tarde, / pebeteros vitrales de una liturgia / escondida en los pliegues / rotundos de la tierra” Es el primer trazo de color del poemario. En el tercer poema las nieves se deshielan para provocar el milagro del agua “en los hondos arcanos / del fuego de las piedras”.

La noche anuncia el nacimiento de la maravilla “Crecían perlas rojas en los tapices de Iliberia”, y hasta la imperial Roma acata los deseos de una nueva cultura. La Bética se convertirá en jardín de Al-Andaluz. “No sólo azar, / el destino escribía / en los labios del agua / loa cimiento del tiempo” El intervalo visigodo retrocede ante las “Encendidas luminarias” Y “De los lejanos oasis /Y de Persia, de los secos / pedregales de Arabia, / desde el Atlas vecino, / venían cargados de fe / y ausentes de nostalgias”.

El milagro comienza a producirse “El tiempo es sólo un intervalo / entre el sueño y la gloria” y “Lento, / el tiempo madura / la historia,” El poeta se adentra en la segunda parte del Itinerario de la mano y versos de Ibn Zamrak: “Yo soy jardín que la belleza adorna, sabrás de mi si mi hermosura miras”. El poeta se va elevando con su poética: “En la luz se fragmentan / los jardines y los palacios / como en la magia / de un caleidoscopio”, el paisaje es “Todo belleza bifurcada, / no sólo los caminos”, la luz, el agua y los colores se funde, “Bendición en el gozo / de sus delicias”.

Siempre la constancia y fidelidad del agua, la luz y el preciso color acertado en cada espacio del verso que describe facetas de esa maravilla que ha podido resistir el tiempo y la barbarie que el poeta contempla, abraza para poder sentirse algo. Reconocerse “En el juego del agua / la armonía del sueño” Luz de tonos distintos que flota, se meciéndose  en el agua “Te bañas en la aurora / en la desleída blancura / de su luz y es tu piel / estrella de nieve” Así va adentrándose el poeta en la tercera parte, en su despedida. Alcabala de la luz, “En la caída del aire /el canto de las rosas /  y los besos del azahar / bajo el magnolio / y la abierta granada de los sentidos”.

Y logra envolverse en el ensueño de una realidad poética de armonioso abrazo a la maravilla creada por el hombre y su preciso compás de la belleza estética engalanada de la luz, el agua y el color.”Bajo el arco dorado / de un ritmo”.


 www.papel-literario.com 12/09/08

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada