lunes, 31 de diciembre de 2012

BREVE ANTOLOGÍA -II






MARZO




Ya la túnica del Paraíso
En la ciudad vedada.

Una mano de sol,
casi piel o sombra nuestra,
serpiente o nube de magia
que se esconde y aparece
en juego de niño
entre el corazón y la cal.

Besa al jazmín
entre la grieta azul
y la bóveda engalanada de verdor
que orlan tu frente,
altivo manantial de rosas,
mientras el tiempo marca
 los pasos de un reloj
cuyas saetas
detienen esta luz
el único instante,
el del espejo,
donde se escribe lo volátil,
la efímera constancia de la dicha.


©F.Basallote. FRAGMENTOS Y TASA DE DESTRUCCIÓN. 1991





LA MEMORIA



La memoria es a veces
mariposa  acostumbrada.

Liba su polen nutricio
en los hitos emocionados
que en una esquina
o un crepúsculo,
un jardín, una ciudad,
un verso o una música
hemos ido dejando.

©F.Basallote. FRAGMENTOS Y TASA DE DESTRUCCIÓN. 1991





EXTRAÑO EN EL PARAÍSO



Tu índice, o tu corazón,
o tal vez ambos,
señala sobre la verde nervadura
el fuego
izado en alta y roja crestería.

Abajo,
en lecho de azahar,
repta la dicha,
anudando este tiempo
a la memoria
por si el destino
o cualquiera de sus soplos
osara la destrucción
de esta cúpula iluminada.

Tensos de dulzura,
los rígidos arbotantes
transmite con firmeza
a la ardiente cima
el temblor del Paraíso.
como savia
o río
o escala de fulgor.

Mas,
aunque se extasíe
tu índice, ebrio de nubes,
recuerda tu proscrita condición
de extraño.



©F.Basallote. FRAGMENTOS Y TASA DE DESTRUCCIÓN. 1991

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada